Cortar cebollas sin llorar

Cortar cebolla sin llorar y no acabar con los ojos irritados es misión imposible, y hay que tenerlo siempre en cuenta; pero lo que podemos hacer es minimizar los efectos del propanotial, molécula que se encuentra en la cebolla y es la responsable de la irritación ocular y del lagrimeo.

Un buen truco es encender la campana extractora de humos al comenzar a cortar y mojar, tanto la cebolla pelada como el cuchillo usado en agua, repetidas veces según vamos cortándola. Al mojar la cebolla, se elimina parte de esa fastidiosa molécula ya que es soluble en agua y reducimos, muchísimo, sus efectos sobre nuestros ojos.

Si además, nos ponemos unas gafas mientras cortamos la cebolla, aún será mucho más seguro no acabar llorando a lágrima viva…

¿Conocíais estos trucos?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s